continuidad

6 Abr

Más ralentizado, pero no “fuera de “servicio”, este blog quiere continuar siendo un lugar para que intercambiemos pareceres acerca de lo que significa la poesía entre estas redes cambiantes.

 

Poetas

6 Mar

Rafael Fonbellida, poeta, ha estado hace unos días en el Cervantes de Varsovia. Dejamos en la red uno de sus poemas con su consiguiente traducción al polaco.

NOKTURN MARTWEGO PUNKTU

Ukryty diapazon, jedenasty lipca.
Pachnie nocą minioną, jej szmatami.
Ciało me jest kroplą czarnego światła.
Chwilami samochód rozjaśnia sufit.
Pięć i pół metra dzieli mnie od lampy.
Zmierzono źle, ćwierć metra do łopatki.
Oczy są rytualnymi misami.
Prószy nieobecny szmer aż po moją skroń.
Okno jest słońcem pomnożonym przez cztery.
Jego odblask zagina się na brzegach.
Słyszę, jak pada. Nie mam papierosów.
Na kaflach jakaś skóra ponagla.
Moja czaszka jest strupem po ranie.
Moja myśl jest martwym językiem.
Serce staje się zimne, gdy kołacze.
Pływam wewnątrz siebie, lecz się nie dosięgam.
Kapie z kranu, wytęża się z głupoty.
Dwie pary kolejno zmieniają pozycje.
Cisza ciągnie się, jakby była rzeką.
Nikt nie wychodzi spojrzeć, gdzie nie ma nic.
Noc to pickup, który krąży samotnie.
Dach zbudowany jest z azbestowych płyt.
Niekończąca się taśma związuje mnie.
Oddziela mnie ode mnie. Przejeżdża auto.

(z: Głęboki fiolet, Sewilla, Renacimiento, 2012)

tłum. Aleksandra Rudzka

NOCTURNO DEL ÁNGULO MUERTO

Oculto diapasón, once de julio.
Huele a pasada noche, a sus andrajos.
Es mi cuerpo una gota de luz negra.
De cuando en cuando un auto aclara el techo.
Cinco metros y medio hasta la lámpara.
Mal medida, una cuarta hasta su omóplato.
Los ojos son las páteras de un rito.
Nieva ausente un murmullo hasta mi sien.
La ventana es un sol cuadruplicado.
Su reflejo se pliega en cada arista.
Oigo llover. No tengo cigarrillos.
Sobre las losas una piel apremia.
Mi cráneo es la costra de una llaga.
Mi pensamiento es una lengua muerta.
El corazón se enfría palpitando.
Nado dentro de mí sin darme alcance.
Gotea un grifo, forcejea un necio.
Dos parejas alternan posiciones.
El silencio se arrastra como un río.
Nadie sale a mirar donde no hay nada.
La noche es un pick-up girando solo.
El tejado es de placas con amianto.
Una cinta me enlaza inacabable.
Me separa de mí. Pasa otro coche.

(de Violeta profundo, Sevilla, Renacimiento, 2012)

Poema “ad hoc” para este blog (5)

4 Mar

“Ser y, por fin, obedecerme.”

CLARICE LISPECTOR

Ejerció mil oficios

antes de morir sin ser notada.

De entre todos ellos uno sólo escogió

para ser algún día recordada.

Más, sobre poesía

4 Mar

Llevo varios días leyendo al poeta Czeslaw Milosz traducido por Xavier Farré. Para leer a un poeta debes dedicar tiempo, mucho tiempo. A ser posible intentar que sus poemas engarcen con instantes de tu vida, que se cuelen entre los discursos políticos con los que no estamos de acuerdo, que se formen estribillos con algunos de sus versos, que el mundo sea mirado según sus reflexiones poéticas. Solo se puede leer bien a un poeta así. Puedes también acompañar esta experiencia con lecturas complementarias acerca de su trabajo, del tiempo que le tocó vivir, de las elecciones personales, de sus lecturas e intereses. Poco a poco completas la foto del autor y pones en movimiento la articulación de su pensamiento mediante el lenguaje de la poesía, que aunque traducida, -estoy de acuerdo en que la traducción no lo puede dar todo-,  nos acerca con bastante exactitud a un sentir con el que coincides; y te sientes reconfortada, atendida, acompañada. Durante el tiempo que estás con el poeta no estás sola, y cuando lo dejas para dar paso a otra cosa, un poso de él, un alivio hecho de palabras, se acomoda contigo para siempre.

Poesía

2 Mar

Eliot escribió en uno de sus ensayos  que la gente tiende a creer que existe una esencia única de la poesía susceptible de formulación, y como la   poesía opera con el lenguaje, es quizás la creación más compleja que necesita de la complicidad y la inteligencia del lector o lectora. La poesia no necesita estar subvencionada, ni tampoco que se subvencionen las ediciones de poesía. Se han publicado demasiados libros muy mediocres para justificar presupuestos de diversos ayuntamientos y diputaciones -eso lo sabemos-. Lo peor que puede sucedernos es que la complejidad de un poema acabe siendo  entendida por unos pocos privilegiados. Contra la merma de la cultura en una sociedad,  no pueden hacer nada ni las redes, ni la más sofisticada tecnología. Es en el campo de las letras, de la filosofía, de la ciencia, de la observación,  donde nos nutrimos de  la curiosidad que nos llevará  al estudio, al aprendizaje de la soledad, al amor a otras culturas, al dolor de existir. Para inspirarse hay que cuidar la vida sensitiva,  llenarla de sentido. Hay que tener conciencia de ello. Para tener conciencia de la existencia y nuestras complejidades, algo hay que saber ¿no?

Nos quedan siete días

29 Feb

Amigos, amigas, quizás sea por la crisis, hemos planteado algunas cuestiones y espero que nos haya quedado el deseo de seguir en las redes. Os voy a plantear una pregunta.

¿Para qué sirve la poesía?

 

 

BLOGS VERSUS REDES SOCIALES

27 Feb

Hace apenas tres días (20/2/2012), Enrique Vila-Matas publicó un artículo en El País en el que daba por hecho que las redes sociales habían contribuido y seguían contribuyendo a la pérdida de actividad de los blogs. En su artículo, titulado LOS VIEJOS BLOGUEROS NUNCA MUEREN, hablaba de la disminución del número de enlaces entre blogs,  del “arrinconamiento” de los mismos de la mano de Twitter y Facebook, y de la consecuencia última de este fenómeno: la “contracción” del contenido en la Red.

No sé si estaréis de acuerdo, aunque creo que los datos son objetivos y es casi seguro que pueden comprobarse. Visto así, da cierta pena que esos proteicos intercambios literarios que los blogs propician (en especial los que como este aceptan comentarios y guían hacia otros blogs) queden en breve reducidos a nada,  azuzados por la moda del “vive conectado y deja de vivir” (esto es de cosecha mía, no de Enrique), sobre todo teniendo en cuenta que la poesía (por su formato, por su acostumbrada brevedad…) ha sido acaso la principal beneficiaria de estos juegos de reciprocidades.

Yo, que no soy nada partidaria de las redes sociales (siempre que no sea para quedar con alguien que esté sin batería en el móvil y en cambio disponga de un bonito iPad con conexión), entre otras cosas porque encogen el lenguaje como si de un programa de secadora equivocado se tratara (!), me pregunto en qué medida afectará o está afectando este cambio de registro a quienes seguimos colgando en la Red poemas enteros. ¿Colgaremos ahora twitts en verso o bien versos sueltos que los amigos ordenarán a su antojo formando “cadáveres exquisitos” que luego publicaremos en algún soporte aún no inventado para nuestro propio oprobio?

Por si alguien quiere echarle un vistazo al artículo de Vila-Matas, aunque lo suyo sea la narrativa y en ella incida, ahí va:

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/20/actualidad/1329750663_524503.html