hablando de no hablar

19 Ene

los mejores amigos

tengo amigos
a los que nunca he preguntado nada,
de los que me gustaría
conocer cada minuto de su infancia
a qué jugaban
si les dolía perder
si se arrancaban las costras de las heridas
si sentían miedo
si ya lo perdieron

pero yo no pregunto

me gustaría haber sido testigo
de cada infancia de cada amigo,
haber sudado con ellos

eso ya no es posible
como no lo será sudar sus muertes,
mis amigos morirán lejos
y yo no sabré a quién preguntar

Anuncios

7 comentarios to “hablando de no hablar”

  1. sociedad de diletantes enero 19, 2011 a 4:21 pm #

    Es desolador, pero es tan cierto

    • isabel bono enero 19, 2011 a 10:41 pm #

      (gracias por leerme)
      (siempre)

  2. Ana Pérez Cañamares enero 20, 2011 a 10:03 am #

    Qué maravilla de texto.
    Ese sentimiento lo tengo con respecto a antiguos amigos de los que la vida me ha ido alejando; pero no sólo: también con amigos que veo a menudo, pero con los que siempre quedan preguntas por hacer, momentos que no se compartieron…; y además: con amigos a los que veo de cuando en cuando e incluso a los que nunca he visto, pero llevo años escribiéndome. Gente a la que de verdad aprecio y por la que me pregunto y preocupo. Eso tiene una parte de pérdida, claro; pero también algo gozoso. Yo no veo que las redes nos alejen de la gente de carne y hueso; sino que nos acercan a gente a la que nunca achucharemos en carne y hueso, pero que sabemos que existe, y que ilumina nuestra vida, aunque sea brevemente, y sí, a través de la pantalla. Pues bienvenida.

    • sociedaddediletantes enero 20, 2011 a 10:30 am #

      Ana ve el aspecto muy positivo del tema, y tiene razón y así está bien.
      Sin embargo, no dejo de pensar con inquietud, que en las comunicaciones vía red falta “EL CUERPO”.

      Y el tema que recorre Isabel “hablar o no hablar”, que tú comentas, ese guardar la pregunta que dirigiríamos al otro, corporal y presente, el no hablar cuando estamos uno ante el otro, ¿no nos impulsa a buscar la comunicación por la red?. ¿No es una carencia, en definitiva?

  3. Óscar Garrido García enero 20, 2011 a 4:02 pm #

    Isabel, como siempre, es la mejor

    en intención, en contenido y en esencias

  4. Cristina Morano enero 23, 2011 a 11:00 am #

    Lo que más me gusta de las comunicaciones vía red es que falta el cuerpo. Por fin puedo ser lo que me de la gana.

  5. Ana Pérez Cañamares enero 25, 2011 a 12:36 pm #

    Yo lo experimento como algo gozoso. Mucho cuerpo y mucha voz ya en mi vida, en madrid, en todas partes. Me gusta este silencio. Me gusta contestar cuando yo quiero. Me gusta respetar mis tiempos, mi timidez, elegir qué digo, cuándo. Quizá así me hago más cómoda, pero me siento más honesta. Pienso mejor cuando escribo que cuando hablo, resto la ansiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: