insomnio de una noche de invierno

19 Ene

Hablemos de la velocidad. La velocidad no me interesa. Quizá sea una patología más de las mías, pero me gusta ese tiempo de espera. Sea el que sea, dure lo que dure. Duré en FaceBook una semana. No soportaba la tiranía del aquí-ahora-ya. Si tardas 24 horas en responder a ese insidioso “¿Qué estás pensando?”, o a colgar algo en el muro, lo lamentarás porque más de 20 personas te llenarán el buzón con “¿Estás enfadada?”, “¿Estás deprimida?”, “Te he borrado como amiga”. Los blogs tampoco son para leer con calma. Si estás suscrito a uno, puede, pero todos solemos leer más de uno.

Leer. ¿Qué es leer, para qué? ¿Aprender, informarse, sentir? El aquí-ahora-ya, informa. Para eso uso internet, para estar informada. Por ejemplo, el blog lasafinidadeselectivas.blogspot.com es un catálogo completísimo y maravilloso. Miro las fotos, busco gestos afines, leo las poéticas, algún poema y, después, voy a la librería a comprar el libro de ese autor, para disfrutarlo.

Un amigo me dijo una vez que Suecia no era un país culto, era un país informado. Ahora quien no está informado es porque no quiere. Pero la cultura es otra cosa. Ni siquiera es leer muchos libros por buenos que se suponga que sean. Cultura es asimilar, hacer lo que sea de uno.

Hablamos un día de referencias, de influencias. Hay quien confunde referencias con citas. Una cita sólo demuestra información. Las influencias no deben notarse en lo que uno escribe, deben fundirse como los maquillajes caros. No me gustan los críticos porque sólo buscan referencias y comparaciones y pamplinas. No me gusta la crítica literaria, nunca leo crítica literaria. Prefiero dejarme llevar por la propiedad transitiva: si a Bono le gusta Vonnegut y a Vonnegut le gusta Yates, hay muchas posibilidades de que a Bono le guste Yates. Y así organizar una trama personal al margen de lo que los críticos (pagados por las editoriales) nos quieran hacer leer.

Por ejemplo, en “Babelia” nunca encontraremos una crítica mala a un libro de su grupo editorial. Si me lo pienso bien, creo que nunca he encontrado ninguna crítica mala en ningún suplemento cultural. Si quisiera leer crítica, sin duda recurriría a los blogs: lectores anónimos sin ánimo de lucro que nos advierten, como hace el poeta Rafael Calero en su mimargenizquierda.blogspot.com lo que fastidia gastarse 18 euros en el último libro de Auster.

En fin, que cada uno debería leer aquellos libros a los que llegue por sí solo o a través de otros libros/autores afines. Y que es más lógico confiar en la crítica anónima y generosa de los blogs que en los renombrados de los suplementos. Digo yo.

A ver si llega de una vez el verano, y me trae el sueño.

Anuncios

8 comentarios to “insomnio de una noche de invierno”

  1. sociedaddediletantes enero 19, 2011 a 7:34 am #

    Me encantó todo el texto, muy claro y contundente. Y además “críticos y pamplinas”, qué buenísimo.
    Imagino una sección de algún suplemento cultural con el encabezamiento “Crítica y Pamplinas”, en vez de “Cultura y Espectáculos”.

  2. Ana Pérez Cañamares enero 19, 2011 a 9:43 am #

    Como siempre, Isabel, más razón que una santa. La lucidez de los insomnes.
    Estoy de acuerdo en tu distinción entre información y cultura. Pero la información es necesaria, es el primer paso. Yo cuando encuentro algo interesante en la red casi nunca lo leo sobre la pantalla. Lo imprimo en papel reciclado, me lo llevo a casa y lo degusto en el sofá. La búsqueda, el encuentro, el vagabundeo es información; el paladeo, la digestión es cultura. Puede ser algo así, no?
    A muchos poetas he llegado yo porque después de encontrar una joya en un blog, he seguido confiando en el criterio de su administrador. Confianza. Las redes se van extendiendo por confianza. A veces uno ni recuerda cuándo o cómo nació esa confianza, pero el cuerpo que lee confía, y ya está.

    • isabel bono enero 19, 2011 a 10:00 am #

      Eso es, primero el blog, después el papel. Y después ese no recordar cuándo o cómo. No recordarlo es haberlo asimilado. Y ya es de uno. Y ya es para siempre.

  3. Manuel Márquez enero 19, 2011 a 2:06 pm #

    Muy interesante la reflexión, compa Isabel. Lo he leído así, a vuelapluma, al bies, muy por encima. Una pena, ojalá tuviera tiempo de leerlo con detenimiento, porque seguro que le sacaba bastante sustancia… Bueno, bueno, chistes malos aparte -sí que lo he leído con el detenimiento que creo, francamente, que merece-, estoy muy de acuerdo con los planteamientos desde los que analizas la situación, y, sustancialmente, los podría suscribir en su práctica totalidad. Tema distinto es el de la puesta en práctica; al final, a uno le suelen ir pudiendo más las pautas de costumbre, los usos y costumbres, que diría un jurista (aun chapucero), y termina haciendo aquello que suele. En mi caso, trastear por más y más blogs, y procurar disfrutar de ello. Como por ejemplo, de éste (al que llegué desde el de la compa Ana Pérez Cañamares). Por aquí andaremos, en la medida en que el tiempo disponible lo permita.

    Un abrazo y seguimos trasteando.

    • isabel bono enero 20, 2011 a 10:06 am #

      esto es
      “lo he leído a vuela pluma, al bies”

      así se lee en la red

      la red para trastear
      el papel para gozar

      lo que sí procuro siempre
      es no escribir a vuelatecla,
      ya sea con mi bic4colores
      o aquí

      escribir siempre despacito
      si es posible

      saludos, compa

      • Concha García enero 22, 2011 a 7:17 pm #

        Isabel escribe como es, como habla, como siente.

  4. Óscar Garrido García enero 20, 2011 a 4:06 pm #

    Yo tampoco tengo facebook, ni twitter ni nada de eso…

    Comparto tus ideas.

  5. José Manuel Gallardo enero 20, 2011 a 8:00 pm #

    Virginia Aguilar escribía en “Seguir un buzón”:
    TIEMPOS

    Qué flaco favor hizo
    la inducción al café.

    Esos cinco minutos
    para que hierva el agua
    se han acortado a dos.

    Todo tiene su tiempo:
    el café y el pensarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: