Cómo formarse un criterio

17 Feb

En las entradas y en los comentarios de este blog, es frecuente encontrar la siguiente duda: ante la cantidad ingente de poetas y poemas que hay en la red, ¿cómo formarse un criterio, cómo distinguir el oro de la hojalata?
Pero ¿vosotros pensáis que tanto han cambiado las cosas? ¿Que antes había maneras claras, fiables, directas de hacerse un criterio sobre la calidad de tal autor o tal obra?
Porque, corregidme si me equivoco, pero: no todos los críticos literarios ni sus medios han sido siempre rigurosos y ajenos a modas, compromisos y servidumbres de todo tipo; no todas las editoriales mantienen siempre una línea de calidad regular o son garantía de calidad de lo que publican; no todos los grandes autores han llegado al canon que se enseña en colegios, institutos y universidades; no todas las antologías han recogido fielmente a los autores que en cada momento valía la pena resaltar, bien por exceso, bien por defecto…
¿De verdad las cosas han cambiado ahora tanto como para quejarnos? Yo creo que al final todo consiste en leer mucho, sacar conclusiones, fiarse uno de su propio instinto y tratar de difundir aquello en lo que cree, sumar lectores a su causa (y a sus gustos y creencias). No se trata del todo vale, sino más bien de todo lo contrario: sin tener que esperar un sello de calidad, argumentor cómo escribimos y qué leemos. Porque nunca va a existir un consenso pero esa falta de acuerdo no significa que no tengamos -cada uno el nuestro, sobre el que se puede, y conviene, debatir- un criterio que nos guía y nos salva.

Anuncios

8 comentarios to “Cómo formarse un criterio”

  1. Sofía Castañón febrero 17, 2011 a 1:24 pm #

    Supongo que la misma preocupación que me genera el poder de los mass media respecto a, por ejemplo, la realidad o no de las lenguas (esto son, las periféricas y no oficiales, esas primas cojas y “de pueblo” a las que se abraza -subvenciona- por pena pero a las que nadie saca jamás a bailar, porque cómo sería eso posible). Si nuestra realidad se está fijando a través de los medios de comunicación, si la historia presente se confecciona en gran medida desde ahí (no confío en que dentro de cincuenta o cien años haya más historiadores con una perspectiva social de los que hay ahora, aunqe ojalá), todo canon lo están configurando ellos también.
    Si la preocupación por el Sáhara en España no existe (que sí y mucho) según los medios en los papeles futuros no habrá existido. Si la lengua asturiana sólo sirve para un élite intelectual que se cree cool y para los chistes más catetos en los mass media, no habrá existido para expresar ideas, reclamar derechos o demostrar afecto en el futuro. Si los poetas que nos gustan son continua y absolutamente ignorados, nuestros bisnietos (si llegamos a tener bisnietos, si algunos llegamos a permitirnos tener hijos) no tendrán ni la menor huella de ellos.
    Pero al menos ahora se democratiza. Ahora, si buscas, tienen espacio para su voz.
    Que cómo distinguir: como dices, Ana, leyendo.

    Ya vale de fe. Que mucha crítica no son varas de zahorí, sino activadores de un sonar programado.

    (precioso y necesario blog, poetas)

  2. bkbono febrero 17, 2011 a 1:42 pm #

    creo que era en “barbazul” (ed. anagrama)
    donde vonnegut pone en boca de un personaje
    algo que le preguntó su hija:
    -¿cómo reconocer una obra maestra?
    -cuando hayas visto un millón de cuadros
    podrás reconocer una obra maestra

    y la hija le dice que es cierto,
    que podría pasar con unos patines
    por delante de los cuadros de un museo
    diciendo: éste sí, éste no

    yo no soy muy de palabras como obrasmaestras
    pero a mi vonnegut se lo perdono todo

    sólo busco palabras
    que me vayan salvando el día
    que me acompañen
    que me consuelen
    y que me piquen
    hasta hacer que me rasque en lugares
    que desconocía tener

    lo mismo de los patines
    pero en la fnac
    (sobre todo porque al haber moqueta
    no haríamos ruido)
    molaría, eh?

    • bkbono febrero 17, 2011 a 1:46 pm #

      ah,
      antes de que alguien me diga que
      los cuadros se ven de un vistazo
      y los libros hay que leerlos despacito,
      “al viento le digo” que lo mejor
      antes de comprarse un libro
      no es leer una crítica
      sino abrir ese libro
      por una página al azar
      y si te pilla, te lo llevas

      y dejarse guiar por la transitiva

      si a bkbono le gusta vonnegut
      y a vonnegut le gusta yates
      hay muchas posibilidades de que
      a bkbono le guste yates

      aquí, patinando antes de comer

  3. Magnus William-olsson febrero 17, 2011 a 2:19 pm #

    Anna,
    estoy completamente de acuerdo. El hombre siempre he tenido mucho más oportunidade que puede realisar. Pienso en el libro la caza y los toros de Ortega por ejemplo, en que encontramos el cazador en el bosque tratando que entender y intepretar la multidud de signos, pisadas, olores, presentimientos con tdos sentidos abiertos. Y pienso tambien en la sensacion cotidiano que siempre en cada instante hay vidas alterantivas. Puedo tomar otra calle. Puedo besar otra persona. Puedo intresarme por calquiera otra cosa . Siempre. El sobreabundanciade pisbilbidades es parte de nuestro existencia. Pero al otro lado, cuando se abren un nuevo mundo en el mundo, por razón de tecnología de sabidura o experiencia, ono siempre tiene que desarollar nuevas formas de atención. Y par el internet es evidente que todavía no hemos eqilibrado los instrumentos. Leemos con demasiado prisa cosas que merece lentitud. Nos encontramos perplejo frente elegir entre cosas sin importancia. No podemos pesar los posibilidas contra la brevidad de nuestra sola vida, etc. Y a vezes me parece que sí algo es diferente.
    Estoy trabajando en un libro sobre Poesía y actualidad. Hace unos mesas escribí un capitulo sobre la eternidad como aspecto constitutivo en la poesi classica griega (Safo, Pindaro Calímaco). Tuve una idé que me paricio inteligente i original. Pero buscar la palabra griego aiôn en el Google Scholar me inmediatamente informó que para desallorar este topico con exito tuve que leer al menos cinco libros escensiales. Es decir – dos semanas de lectura. Y la iforamción hice que perdi las ganas. Lo que nos enseña siempre el red es que nunca estamos originales, pero siempre solos. Hay alguien, ó más bien un muchidumbre de miradas que estaban valorando nuesto pensamiento dentro el ordenador en que estamos trabajando. La bblioteca era algo diferente. Ya estuvimsos rodeado de miradas. Tuvimos que levnatarnos de la silla, andar a el estante y estabilicar un relacion. Ahora las sombras mudos siempre nos observan desde dentro la pantalla.
    Esas cosas sí han cambiado algo (aunque ahora no puedo precicar exactamente qué), fundamentalmente.

    • sociedad de diletantes febrero 17, 2011 a 5:16 pm #

      Todas las intervenciones me gustan, pero esta de Magnus me parece muy hermosa, “Lo que nos enseña siempre el red es que nunca estamos originales, pero siempre solo”. “Ahora las sombras mudos siempre nos observan desde dentro la pantalla”. Magnus es un poeta con una extraña pero hermosa lengua.

      • bkbono febrero 18, 2011 a 9:10 am #

        estoy completamente de acuerdo con que
        las entradas de ¿magnus?
        son fantásticas

        parecen generadas por un ordenador
        o que las haya escrito mi cuñado holandés

        lo digo en serio
        este metalenguaje, mencanta

  4. M Cinta Montagut febrero 17, 2011 a 7:12 pm #

    Ana tu intervención me parece muy ajustada, diría que como siempre.Los criterios de calidad han provocado ríos de tinta a lo largo de la historia.para mi lo que está claro es que ese criterio sólo se puede formar a través de la lectura, análisis y conocimiento profundo de los textos que a lo largo de la historia han ido dejando su poso.también la intuición. Y ahora voy a poner un ejemplo pedestre pero que creo que viene al caso : si nunca has comido un determinado plato,una paella por ejemplo,no serás capaz de decir si es buena o mala, pero si estás acostumbrada a comer ese plato con frecuencia puedes juzgar hasta el mínimo matiz y decir si es buena, mala o excelente.
    En el fondo la poesía y la literatura en general y el arte yendo más lejos son lenguajes que hay que aprender y saber interpretar y ese aprendizaje sólo es posible a través de la frecuentación cotidiana de los mismos.
    Yo no creo que los medios y las críticas que se hacen en ellos sean suficientes para establecer un canon de excelencia. Ejemplos hay de obras y autores que no merecieron la atención de los medios y que su propio valor los han hecho estar presentes.
    En internet hay de todo porque internet, como ya he dicho en otras ocasiones, es el mundo.Lo que distingue a internet es la inmediatez, la posibilidad de tener muchas cosas en un momento y sin salir de casa, pero internet no puede sustituir la lectura personal ni el tiempo dedicado a formarnos un criterio, una opinión.

  5. emma febrero 19, 2011 a 10:56 am #

    Hola a todos. Ya lo he dicho antes, yo no soy crítica, ni editora, ni mucho menos (muy a mi pesar) poeta. Soy lectora voráz y en el blog de poesía escrita por mujeres que “administro” (que fea palabra) sólo subo los poemas que a mí me gustan. Y no sé si los reconozco patinando por la web pero casi casi.
    Anoto nombres, busco en diferentes países y me leo TODO y así pasan por mi tamíz. Si no me gusta, si no siento el poema, no lo subo.
    He llegado a un punto de sensibilidad en que los buenos poemas me hacen llorizquear, ahí no me quedan dudas.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: